conseguir engagement

Llegar a conseguir engagement en nuestras redes sociales es un trabajo complejo. Los community managers tienen que planificar y crear contenido, responder a los clientes en sus perfiles sociales, cuidar la imagen de la empresa/marca en el entorno social, lidiar con los posibles problemas que presenten los usuarios, estar al día en tendencias para mejorar… Y todo este trabajo no tiene por qué verse reflejado en unos buenos números.

La idea de que con un par de post en nuestras redes sociales podemos conseguir muchas cosas y podemos conseguirlas gratis, no es exactamente correcta. Es cierto que tener presencia en Facebook, Twitter, Instagram… es muy importante para la empresa/marca pero debemos tener en cuenta que las redes sociales están evolucionando constantemente y cada día es más difícil conseguir engagement por parte de los usuarios.

Los community managers se percatan de esto en su día a día pero, si no estás en la misma línea de fuego que ellos, no lo percibes.

Cada vez es más difícil entrar en el feed de Facebook.

Seguro que alguna vez te has preguntado “¿Por qué si tengo X seguidores sólo han visto X personas esta publicación?” Esto es por lo que explicamos antes de que este mundo está en continua evolución. Facebook ha ido cambiando su algoritmo constantemente en toda su historia lo cual ha provocado que a las actualizaciones de las páginas de empresas/marcas les cueste más entrar en el feed de noticias. ¿Qué pasa con eso? Que cada día es más difícil lograr llegar a los consumidores de forma orgánica en redes sociales, sobretodo en Facebook, lo que afecta no sólo al visionado sino al engagement.

Otras redes más jóvenes como Instagram no presentan este problema precisamente por eso, porque son aún jóvenes. Con el tiempo, las publicaciones en Instagram acabarán padeciendo los mimos inconvenientes para entrar en el feed que el veterano Facebook.

El contenido debe ser de interés para el usuario.

Otra cosa que nos preguntamos es: “¿Por qué nadie comenta o interactua con mis publicaciones?” No hace falta irse muy lejos para responder a esta pregunta, basta con mirar nuestra actitud en redes sociales. Estamos más predispuestos a comentar en las fotos de carnavales de nuestros amigos (por poner un ejemplo) que en el contenido de la página de una empresa/marca. No todas las actualizaciones incentivan la participación y es que todos sabemos que los temas que mejor funcionan en los medios a la hora de conseguir interacción y comentarios son los contenidos más polémicos.

Muchas veces se le recomienda al CM publicar algo que cree que va a tener mucha repercusión y al final no la tiene. Esto es porque no podemos esperar unos resultados en base a la subjetividad, o lo que es lo mismo, no todo lo que nos parece interesante a nosotros es interesante para el usuario. Si empezamos continuamente a publicar cosas sin pensar en el perfil de nuestros usuarios podemos caer en el saco de los spammers.

Más texto no es siempre mejor.

Quitando Twitter, en las demás redes sociales en las que podemos explayarnos hay que ser lo más escueto posible. Tenemos que evitar que el usuario tenga que darle a leer más, a no ser que se esté hablando de un tema de actualidad o del que sepamos que los usuarios van a querer saber más. Como en las páginas webs, hay que ahorrarle al usuario el mayor número de clicks posibles. Lo recomendable en Facebook son unas dos líneas de texto en nuestras actualizaciones. Si queremos comunicar algo con un texto más extenso para eso tenemos los blogs.

¿Esto significa que tengo que pagar para conseguir engagement y que me vean?

Si queremos colarnos en el feed para que la mayoría de usuarios nos vea y lograr esas cifras que queremos, sí. El hecho de proponer una campaña de pago no significa que los esfuerzos del CM no estén sirviendo para nada, sino más bien que ha comprendido cómo funcionan las cosas ahora mismo y cómo hay que actuar si quiere conectar con los usuarios y consumidores. Esto no quiere decir que debamos hacer campañas de pago en todos nuestros post, pero si queremos conseguir engagement y visualizaciones debemos invertir de vez en cuando unos euros.

Invertir en influencers también es un acierto pero no basta con que el CM le envíe un correo con la propuesta, los influencers quieren algo a cambio. Tengamos en cuenta que les estamos pidiendo que hagan publicidad de nuestra empresa/marca. A día de hoy ya sabemos que los influencers son muy importantes y debemos echar mano de ellos para conectar mejor con nuestro público.

 

La empresa/marca tiene que conocerse muy bien a sí misma, a sus seguidores y la red social en la que opera y, apartir de eso, analizar en engagement que consigue. Conseguir engagement es muy importante pero también muy difícil y debemos ser conscientes de ellos.