Webrooming

El comportamiento de los consumidores cambia constantemente y dependiendo de lo que quiera comprar. La práctica del Showrooming se hizo muy popular entre ellos pero ahora el Webrooming se ha impuesto. ¿Por qué? ¿Qué significan estos términos?

¿Qué es el Webrooming y el Showrooming?

El webrooming es el proceso mediante el cual, primero visitamos la página web de la marca a la que queremos comprar para ver y comparar sus productos para, posteriormente, dirigirnos a la tienda física a efectuar la compra.

El showrooming es el proceso contrario, es decir, vamos primero a la tienda física a probar y ver el producto y luego lo compramos online, bien porque es más barato, o bien porque podemos beneficiarnos de algún tipo de promoción o descuento.

Cuando empezó el boom del comercio online los consumidores recelaban de comprar por Internet por lo que primero iban a la tienda a comprobar que el producto que querían cumplía con sus demandas y necesidades y, una vez asegurados, lo compraban en la web. Ahora la tendencia ha cambiado y el webrooming crece cada día más con una potente influencia en la decisión de compra.

¿Qué significa esto desde el punto de vista del marketing? Que nuestra web de compra debe mejorar. Ya no basta con simplemente tener dos fotos del producto y el precio, debemos ser poner más detalles del mismo. Hay que generar un impacto entre la personas que visitan nuestra web para que finalmente efectúen la compra en nuestra tienda física.

Según los datos del Urban Land Institute, un 50% de los millennials, consultan primero la información del producto en la web antes de ir a la tienda a comprarlo, sobretodo en productos electrónicos. Pero no sólo los más jóvenes realizan esta práctica, ya que este estudio también revela que casi un 90% de los consumidores realiza webrooming y sólo un 40% practica el showrooming.

La época de Navidad parece muy lejana pero los consumidores se toman su tiempo para mirar y comparar y cada vez son más previsores a la hora de realizar sus compras navideñas. Aunque es verdad que finalmente, la mayoría, hará sus compras en las tiendas físicas, desde ya estarán mirando lo que tienen pensado comprar.