Utilidad de las RRSS

Puede parecer contradictorio llamar “social” a la comunicación que hacemos cada uno individualmente desde nuestro móvil, ordenador o cualquier otro dispositivo, pero cada hay que tener más conciencia de las RRSS y su utilidad para tu empresa.

¿Qué es una Red Social?

Desde el punto de vista de una empresa, una red social no es una plataforma en la que vender o hacer publicidad propiamente dicha. Es un lugar donde interactuar y estar en contacto con los clientes, usuarios u otros profesionales del sector. Se trata de alcanzar cierto nivel de confianza con los clientes y usuarios con el fin de lograr fidelidad y también de mejorar la imagen que estos tienen de nuestra empresa.

Sobretodo no hay que crearse expectativas irreales, una red social no te va a aportar resultados económicos inmediatamente, este es uno de los problemas por los que muchas empresas acaban dejando de gestionar su red social.

Para sacarle el mayor rendimiento y ver realmente la utilidad de las RRSS es necesario tener una estrategia para influenciar a nuestro target, ser relevante y ser lo más eficiente posible para que el trabajo del Community Manager no caiga en saco roto.

Utilidad de las RRSS

Principalmente para crear un vínculo con nuestros clientes, conocerlos mejor y conocer sus necesidades.

Hace que recibamos un feedback inmediato. Las consecuencias de las acciones de social media que tomemos las podemos ver a tiempo real.

Esas acciones son totalmente medibles.

Podemos observar a la competencia y ver cómo podemos mejorar.

Al poder contactar con otros profesionales de nuestro sector, nos permite realizar colaboraciones con ellos.

Autopromoción. Si se hace bien y no se da la impresión de que lo que queremos es únicamente vender.

¿Que debemos evitar hacer en RRSS?

Como dijimos antes, hacer publicidad. El usuario no quiere que se le bombardee a promociones que lo único que hacen es saturarlos de información lo que nos puede llevar a perder a ese cliente o usuario.

Hablar sólo de la empresa. Podemos llegar a caer pesados y no suscitar interés en nuestros usuarios.

Responder mal a las críticas. Como en cualquier técnica de atención al cliente, no podemos ignorar ni dar una mala contestación ante un mal comentario sobre nuestra empresa. En este aspecto la empatía y la asertividad son nuestras mejores herramientas. Debemos agradecer siempre las críticas ya que nos hacen mejorar y pulir ciertos fallos que podamos tener.

Tratar de conseguir resultados económicos rápidamente. Este es uno de los motivos por los que la gente se decepciona de estar en RRSS, creen que los Me gusta se van a transformar en ventas y, cuando ven que no, no entienden la utilidad de las RRSS y abandonan la página.

 

En definitiva, una red social no es una plataforma en la que anunciar tu negocio como si fuera un medio o soporte publicitario, es una herramienta que nos acerca más a nuestros clientes. Por esto, nos guste o no, debemos estar en RRSS, en aquellas que vayan con nuestro negocio, no se trata tampoco de estar en todas por el simple hecho de estar. Debemos elegir las que nos vienen mejor, el tono en el que queremos comunicar, realizar un buen trabajo creativo y a publicar 🙂